Cientos de vuelos fueron cancelados hoy por segundo día consecutivo en Argentina debido a la nube de cenizas provocada por la erupción del volcán chileno Puyehue, lo que derivó en caos en el aeroparque local y el aeropuerto internacional.

La Secretaría de Transporte informó en un comunicado que "la nube de cenizas volcánicas sigue desplazándose por la región metropolitana por lo que seguirán registrándose cancelaciones en los vuelos".

Los pasajeros que tenían previsto viajar durante este viernes deben comunicarse con las empresas correspondientes para conocer el estado de los vuelos, ya que dependiendo de las condiciones meteorológicas, algunos podrían partir, añadió la dependencia.

Explicó que a lo largo de esta jornada el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, se reunirá con el comité de crisis que se instaló para analizar las medidas que se tomarán para reprogramar los 434 vuelos afectados el jueves, más los que se sumen este viernes.

'Visto que el volcán sigue en actividad, no está prevista la reapertura de las terminales aéreas hasta que no estén garantizadas las condiciones de seguridad necesarias para operar', señaló.

Las cancelaciones y demoras de vuelos han desatado un caos, ya que miles de pasajeros están varados en Buenos Aires sin saber cuándo podrán partir a sus destinos.

El problema comenzó el sábado pasado, al entrar en erupción el complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle, que desprendió una alta pluma de piedras y cenizas que cubrió varias ciudades cordilleranas y comenzó a dirigirse hacia el noreste de Sudamérica por el viento.

La nube de cenizas obligó a que el martes se suspendieran las operaciones aéreas en el aeroparque metropolitano de Buenos Aires y en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza durante casi toda la mañana, lo que afectó cerca de 70 vuelos.

El miércoles las operaciones se reanudaron, pero ayer jueves la nube quedó estancada sobre Buenos Aires y agravó la situación.

DOCH