Siete personas permanecían desaparecidas este sábado tras el choque entre un buque arenero argentino y un remolcador paraguayo en el río Paraná, frente a las costas de la ciudad de Zárate, 95 kilómetros al noroeste de Buenos Aires, informó la Prefectura Argentina.

Seguiremos buscando a los siete desaparecidos durante toda la noche porque las condiciones meteorológicas así lo permiten", dijo el prefecto mayor Sergio Gaetán al frente del operativo de rescate.

La colisión se produjo a las 04H00 local (07H00 GMT) de este sábado en el kilómetros 102 del río Paraná y tras el alerta, buzos de Prefectura lograron rescatar a un tripulante de la embarcación argentina que resultó con heridas leves.

Gaetán precisó que "fueron detenidas las tres personas que componían el comando de la embarcación paraguaya" sobre un total de doce tripulantes, en tanto el remolcador "será sometido a inspecciones judiciales".

Los desaparecidos pertenecen todos a la embarcación argentina, que como resultado del impacto dio una vuelta de campana y se hundió.

Gaetán precisó que "se pudo ingresar a la nave y se hizo dos veces el recorrido en los camarotes de oficiales, los pasillos de babor y la timonera, sin ningún resultado".

Familiares de los marineros reclamaron mayor celeridad en la búsqueda, en tanto la justicia autorizó la colaboración de buzos privados.

"El factor tiempo y las condiciones del hundimiento atentan contra la sobrevivencia, pero no perdemos las esperanzas", dijo el prefecto mayor Carlos Ríos.

El oficial indicó que "hay 16 buzos en la zona tratando de hacer todos los ingresos posibles al buque y buscando divisar burbujas, pero los compartimientos ya están todos inundados".

El accidente se produjo cuando el arenero argentino Rio Turbio colisionó contra el buque paraguayo de empuje que arrastraba a otra embarcación y no logró completar a tiempo una maniobra de cruce del río.

Además de los buzos de rescate, participan de la búsqueda nueve embarcaciones de guardacostas y un helicóptero.

RDS