Moscú. El presidente ruso, Vladimir Putin, recibió a su homólogo chino, Xi Jiping, para dar un nuevo impulso a sus relaciones bilaterales, en un contexto de enfrentamientos comerciales con Washington.

“Estoy convencido que esta visita concluirá con nuevos éxitos impresionantes en las relaciones bilaterales, que irán cada vez mejor”, declaró Xi, al inicio de su encuentro con Putin en el Gran Palacio del Kremlin.

“Estos últimos años, las relaciones entre Rusia y China alcanzaron un nivel sin precedentes, debido a su participación directa”, destacó por su parte Putin, añadiendo que “esta visita dará un poderoso impulso adicional al desarrollo de los vínculos bilaterales”.

Rusia, cuya economía está siendo duramente golpeada por sanciones europeas y estadounidenses por la crisis en Ucrania y Crimea, “se está realmente dirigiendo del mercado europeo al mercado chino”, señaló el analista ruso Alexander Gabuiev. ”Las posiciones de Rusia y China son muy próximas o coinciden completamente en la mayoría de los asuntos internacionales”, dijo Iuri Ushakov, consejero del Kremlin.