Pekín. China rechazó el día de ayer 22 de julio, la propuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de auditar laboratorios chinos como parte de una investigación más amplia sobre el origen de la pandemia de Covid-19, diciendo que era "arrogante".

Esta propuesta es "una falta de respeto al sentido común y arrogante hacia la ciencia", declaró a la prensa el viceministro chino de Salud, Zeng Yixin, que dijo que estaba "extremadamente sorprendido".

La semana pasada el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, propuso efectuar "controles de los laboratorios o establecimientos de investigación activos en la región donde se identificaron los primeros casos en diciembre de 2019", una referencia a la ciudad china de Wuhan, epicentro de la pandemia que sacude al mundo.

La teoría de un escape de un laboratorio chino fue impulsada por el la administración de Donald Trump (2017-2021), pero descartada por los expertos durante mucho tiempo. Sin embargo, en las últimas semanas vuelve a ser tomada en cuenta en Estados Unidos.

La oposición de Pekín es "irresponsable" y "peligrosa", reaccionó la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki. "No es el momento de obstruir", añadió Psaki.

Por otra parte, las autoridades y medios de comunicación chinos señalan regularmente al laboratorio de Fort Detrick, cerca de Washington, como fuente del Covid-19. Este laboratorio está en el corazón de la investigación estadounidense contra el bioterrorismo.