Las acusaciones de Google de que piratas cibernéticos asentados en China penetraron cientos de cuentas de Gmail, incluyendo algunas del altos funcionarios del gobierno de EU, provocaron airadas negativas de funcionarios del gobierno chino este jueves, cuando un vocero del Ministerio del Exterior mencionó que los cargos son una fabricación en el aire .

Cuando se le preguntó en una rueda de prensa sobre la penetración, el vocero afirmó que las acusaciones contra China son inaceptables . Según expertos con conocimiento de hackeo, se accedieron enormes cantidades de correos electrónicos. Revelaron que la semana pasada el FBI fue notificado al respecto, tras lo cual hubo un debate al interior de Google sobre si el incidente debía hacerse público, ya que al hacerlo anularía otras opciones de investigación.

Los piratas presuntamente utilizaron una campaña de phishing para engañar a usuarios del popular servicio de correo electrónico con el fin de que revelaran sus claves de acceso, lo que permitió monitorear mensajes de entrada y salida.

La cuenta personal de Gmail de un integrante del gabinete presidencial se contó entre las penetradas, según un funcionario; también resultaron afectados varios altos funcionarios del gobierno federal y personal militar.

Según Google, el bien enfocado ataque parece haberse originado en la ciudad china de Jinan, el cual también penetró las cuentas de periodistas, activistas políticos chinos, funcionarios de Corea del Sur y de otros países asiáticos.

Google determinó que sus usuarios fueron atacados con esquemas de phishing, que típicamente involucran correos electrónicos que engañan al receptor para que involuntariamente entregue datos personales.

Tras revelar el incidente en una entrada de blog, Google no aportó información sobre los funcionarios cuyas cuentas resultaron penetradas ni durante cuánto tiempo o si el o los atacantes eran agentes del gobierno.

La Escuela Vocacional Lanxiang, que capacita a técnicos en sistemas de cómputo del Ejército chino, está ubicada en Jinan, donde presuntamente se originaron los ataques a Google.