Pekín. China pidió a Estados Unidos que prohíba la asistencia de una delegación de Taiwán a la toma de posesión de Donald Trump el viernes, ante temores de que el nuevo presidente trate de redefinir las relaciones entre Pekín, Taipei y Washington.

La portavoz de la Cancillería china Hua Chunying dijo que se le entregó el pedido al equipo de transición de Trump y el gobierno de Barack Obama.

Llamamos a Estados Unidos nuevamente a no permitir que el gobierno de Taiwán (...) asista a la ceremonia y que evite toda forma de intercambio oficial con Taiwán , dijo Hua en un encuentro con la prensa.

China se opone firmemente a que cualquier miembro del gobierno de Taiwán se enfrasque en actividades que interfieran o minen la relación China-Estados Unidos bajo cualquier pretexto , dijo.

El jefe de la delegación y ex primer ministro taiwanés Yu Shyi-kun partió hacia Washington el lunes junto con políticos del Partido Progresista Democrático, de gobierno y el opositor Partido Nacionalista.

Además de asistir a la ceremonia de juramentación, los delegados planean reunirse con políticos, académicos y representantes de la comunidad china.

la llamada de donald

Trump enfureció a China cuando ignoró décadas de precedentes diplomáticos y tuvo una conversación telefónica con la presidenta taiwanesa Tsai Ing-wen poco después de ganar las elecciones presidenciales en noviembre.

China y Taiwán están físicamente separados por el estrecho de Taiwán. Se separaron políticamente después de la Guerra Civil China (1927-1950) y no ha habido ninguna relación diplomática formal entre ellos desde entonces.