China pidió al gobierno sirio de Bashar al Asad y a otras "partes concernidas" que cesen todo acto de violencia para buscar una salida pacífica a la crisis actual, informó este domingo la agencia estatal China Nueva, citando al ministerio de Relaciones Exteriores.

Un comunicado de la cancillería, que no identifica al firmante, indicó China Nueva, "urge al gobierno sirio y a las partes concernidas un cese inmediato, total e incondicional de todos los actos de violencia, particularmente aquellos contra civiles inocentes".

Agrega la nota que China --que en dos oportunidades vetó, junto con Rusia, una condena del Consejo de Seguridad de la ONU a la violenta represión del régimen de Damasco contra los opositores-- está contra toda injerencia externa en los asuntos de Siria, siempre según la agencia.

"China no aprueba la intervención armada o las presiones para un cambio de régimen en Siria, y estima que la aplicación o la amenaza de sanciones no ayuda a resolver adecuadamente la situación", señala el comunicado.

Afirma además que China se "opone a toda injerencia en los asuntos internos de Siria bajo el pretexto de propósitos humanitarios", según la agencia de noticias estatal.

JSO