Pekín. China planea introducir una nueva ley que proteja sus compañías de las sanciones extranjeras, indicaron los medios estatales el día de ayer, días después de que Joe Biden ampliara la lista de empresas chinas vetadas a inversores estadounidenses.

El legislativo chino debatió un proyecto de ley oponiéndose a las sanciones foráneas, informó la televisión estatal sin ofrecer más detalles. Según la agencia estatal de prensa Xinhua, el texto debería estar aprobado el próximo año.

Estas informaciones trascienden apenas cuatro días después de que el presidente estadounidense Joe Biden ampliara de 31 a 59 la lista de empresas chinas que no pueden recibir inversiones estadounidenses.

China respondió a Washington con acusaciones de querer bloquear sus empresas y con amenazas veladas de represalias.

La lista negra de empresas chinas vetadas a partir del 2 de agosto incluye gigantes de las telecomunicaciones como China Mobile, la firma de videovigilancia Hikvision, el gigante petrolero CNOOC o China Railway Construction.

En enero, Pekín respondió a las sanciones internacionales permitiendo a sus tribunales castigar a las empresas que cumplen con leyes extranjeras que dañan los intereses nacionales, poniendo a las multinacionales que siguen las sanciones estadounidenses en un riesgo legal en China.