Bagdad. China no participó en la invasión de Irak encabezada por EU, ni ha invertido en proyectos de reconstrucción o en los esfuerzos por fortalecer su democracia.

Pero conforme las tropas de EU se retiran e Irak se abre a la inversión extranjera, China y un puñado de otros países buscan aprovechar la coyuntura extendiendo su presencia más allá de las reservas petroleras de Irak (las terceras del mundo) a rubros como la construcción, servicios al gobierno y hasta turismo, mientras las compañías estadounidenses muestran escaso interés en invertir.

En realidad, Estados Unidos no sabe qué hacer en Irak , dice el Ministro de Industria, Fawzi Hariri. He intentado atraer negocios de EU a Irak pero sin resultados , agregó.

En los últimos dos años, empresas chinas han ganado participaciones en tres de los 11 contratos que el Ministerio del Petróleo ha firmado para elevar la producción de crudo en 450% en los próximos siete años. Junto con los franceses, los chinos están invirtiendo fuerte en la industria cementera y hace poco iniciaron la construcción de una planta de generación de energía eléctrica.

Están por construir varios complejos residenciales. Corea del Sur va por una acería y Turquía crece en proyectos de construcción.