Londres. China ha “aprovechado” la pandemia de coronavirus para “hostigar” a otros países e imponer su nueva ley de seguridad nacional a Hong Kong, declaró Chris Patten, quien fuera gobernador de la ex colonia británica.

“Lo que ocurrió en Hong Kong es solamente parte de una serie más amplia de acciones del Partido Comunista Chino para aprovechar que estamos centrados en el coronavirus”, señaló Patten, que gobernó Hong Kong durante los cinco años anteriores a la retrocesión a China, en 1997.

“Desde India hasta Japón (...), desde Australia hasta Canadá, los chinos han hostigado a todo el mundo”, afirmó Patten, durante una teleconferencia organizada por parlamentarios británicos.

“Tenemos que aprender a sosegar a China cuando se comporta mal”, añadió.

Estas declaraciones las realizó dos días después de que el embajador chino ante el Reino Unido acusara a Londres de “injerencia impertinente en los asuntos internos de Pekín”, tras la decisión de Londres de facilitar en un futuro el acceso a la ciudadanía británica a una parte de los hongkoneses.

Londres calificó la ley de seguridad nacional como una “manifiesta violación” de la autonomía de que disfrutaba su ex colonia.

Piden sanciones

Diputados conservadores y laboristas han reclamado que se impongan sanciones a funcionarios chinos, incluida Carrie Lam, jefa del gobierno de Hong Kong, designada por Pekín.

Para Emil Dall, investigador del centro de expertos RUSI, por ahora el gobierno británico “espera ver” si su aliado estadounidense adopta sanciones contra Pekín.

Dall considera que Londres no podrá imponer sanciones “sin el apoyo de sus socios”.

Serán “sanciones británicas con sello británico, en tanto antes lo eran con el de la UE”, señaló.