Fuerzas de seguridad chinas en la región occidental de Xinjiang mataron a 28 "terroristas" de un grupo que llevó a cabo un ataque mortal contra una mina de carbón en septiembre bajo la dirección de "extremistas extranjeros", dijo este viernes el Gobierno regional.

La noticia publicada por el diario Xinjiang Daily es la primera mención oficial del ataque del 18 de septiembre en la mina de carbón Sogan en Aksu, en el que que 16 personas, entre ellas cinco policías, murieron y otras 18 resultaron heridas, según el reporte.

NOTICIA: Sube a más de 1,600 los heridos por violencia étnica en China

Radio Free Asia, que informó primero del incidente hace unos dos meses, dijo que al menos 50 personas murieron en él.

Los atacantes huyeron a las montañas y las autoridades lanzaron una cacería humana en la que participaron más de 10.000 personas cada día, formando una "red ineludible", dijo el Daily Xinjiang.

"Después de 56 días de lucha continua, Xinjiang destruyó una banda terrorista violenta directamente bajo el mando de un grupo extremista extranjero. Aparte de una persona que se entregó, 28 matones fueron completamente aniquilados", dijo el diario.

NOTICIA: China inicia juicio por disturbios en Xinjiang

El Gobierno chino dice que enfrenta a una grave amenaza de milicianos y separatistas islamistas en Xinjiang, una región rica en energía en la frontera de Asia central, donde cientos de personas han muerto por la violencia en los últimos años.

Grupos de derechos humanos dicen que China nunca ha presentado pruebas convincentes de la existencia de un grupo militante cohesivo que lucha contra el Gobierno.

Gran parte de la violencia, argumentan, se debe a la frustración por los controles sobre la cultura y la religión de los uigures que viven en Xinjiang, una acusación que Pekín niega.

erp