China planea imponer medidas arancelarias de tamaño e intensidad similares en su contraataque a Estados Unidos, en momentos en que las dos mayores economías del mundo se trenzan en una disputa comercial.

Los comentarios del Ministerio de Comercio del país se conocen minutos después de que Donald Trump anunciara que Estados Unidos adoptaría un arancel de 25% sobre bienes de China por 50,000 millones de dólares relacionados con propiedad intelectual y tecnología, y prometiera otros derechos si China tomaba represalias.

"China no desea tener una guerra comercial pero el lado chino no tiene otra opción que oponerse fuertemente a esto, debido a la conducta miope de Estados Unidos que perjudicará a ambas partes", informó el ministerio de comercio en su sitio web.

erp