China anunció que tomará medidas no especificadas en contra de un escudo antimisiles estadounidense que se está desplegando en Corea del Sur, y advirtió de que Washington y Seúl asumirán las consecuencias.

Beijing "se opone firmemente" al despliegue del sistema de defensa, según dijo el martes un portavoz del Ministerio chino de Exteriores en una rueda de prensa rutinaria tras la llegada a Corea del Sur de lanzamisiles y otros equipos estadounidenses.

China "definitivamente tomará las medidas necesarias para salvaguardar sus propios intereses de seguridad", dijo Geng Shuang.

"Todas las consecuencias" por esas medidas pesarán sobre Estados Unidos y Corea del Sur, añadió el portavoz.

El equipamiento llegó el martes a Corea del Sur, un día después de que Corea del Norte lanzara cuatro misiles balísticos al océano cerca de Japón en un ensayo.

erp