Más de 50 actos antimusulmanes se registraron en Francia desde el atentado yihadista contra Charlie Hebdo el miércoles, anunció este lunes el Observatorio contra la Islamofobia del Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM), que instó al Estado a "reforzar la vigilancia" de las mezquitas.

Según el presidente de este observatorio, Abdallah Zekri, que cita datos del ministerio del Interior, desde el miércoles se contabilizaron 21 acciones como disparos, lanzamientos de granadas, etc. y 33 amenazas tales como cartas, insultos, etc.. Este recuento es parcial, precisó el responsable musulmán, que se declaró "escandalizado" por el número de actos, "algo nunca visto" en menos de una semana.

Más de 50 actos antimusulmanes se registraron en Francia desde el atentado yihadista contra Charlie Hebdo el miércoles, anunció este lunes el Observatorio contra la Islamofobia del Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM), que instó al Estado a "reforzar la vigilancia" de las mezquitas.

Según el presidente de este observatorio, Abdallah Zekri, que cita datos del ministerio del Interior, desde el miércoles se contabilizaron 21 acciones como disparos, lanzamientos de granadas, etc. y 33 amenazas tales como cartas, insultos, etc.. Este recuento es parcial, precisó el responsable musulmán, que se declaró "escandalizado" por el número de actos, "algo nunca visto" en menos de una semana.

OPINIÓN: Yo no soy Charlie, los periodistas asesinados sí.

Francia: 53 horas de terror, de Charlie Hebdo a Porte de Vincennes

"Hay que reforzar la vigilancia" de los lugares de culto musulmán, de los sitios web y de las redes sociales, "contra el odio y la venganza que se ejercen actualmente", subrayó Abdallah Zekri. "Ni siquiera la Gran Mezquita de París, símbolo del islam en Francia, tiene una vigilancia particular", lamentó este consejero del rector de la mezquita.

"Hubo en estos últimos días, y no es algo nuevo, lugares de culto y mezquitas que sufrieron degradaciones, incluso disparos de bala. Y nos preocupamos, ya lo ha dicho el ministro del Interior, también protegemos estos lugares de culto", declaró el primer ministro Manuel Valls.

"Todos los ciudadanos de nuestro país deben tener la protección del Estado, de las fuerzas del orden", agregó.

mrc/mac