Melbourne.-Una nube de cenizas volcánicas procedente de Chile afectó nuevamente a vuelos australianos el martes y el miércoles, con Qantas Airways QAN.AX y Virgin Australia VBA.AX cancelando vuelos domésticos desde y hacia Sídney y otras ciudades importantes durante la tarde.

La portavoz de Qantas Olivia Wirth dijo que los vuelos permanecerían en tierra todo el día del miércoles desde y hacia los grandes aeropuertos de Sídney, Melbourne y a la capital nacional, Canberra.

Añadió que las cancelaciones afectaban a más de 200 vuelos y 20.000 pasajeros cada día. Los vuelos internacionales que debían aterrizar en Sídney el martes a última hora se desviaron a Brisbane.

"Esperamos más atrasos en las próximas 24 o 48 horas", dijo Wirth a los periodistas y agregó que Qantas recibía actualizaciones de la nube de cenizas cada tres horas.

Las cenizas del volcán de el complejo Puyehue-Cordon Caulle en Chile que entró en erupción el 4 de junio tras décadas de inactividad han forzado la cancelación esporádica de cientos de vuelos, por el potencial daño que causarían las cenizas en los motores.

El impacto ha afectado mayormente a sus vecinos Argentina y Uruguay, pero también ha interrumpido vuelos en Nueva Zelanda y Australia.

La primera vez que la nube afectó a los vuelos en estos dos países fue hace 10 días, cuando los vuelos entre uno y otro tuvieron que permanecer en tierra y Qantas canceló vuelos de Melbourne, Adelaida y de el estado insular de Tasmania.

CENIZAS SE DISPERSARAN MIERCOLES TARDE

El martes, Qantas desvió vuelos desde Johannesburgo y Singapur a Brisbane, y aplazó dos vuelos que se dirigían desde Los Angeles, y canceló seis vuelos entre Australia y Nueva Zelanda.

El aeropuerto de Sídney dijo que vuelos hacia Honolulu y Bali también habían sido cancelados.

Qantas también adelantó dos vuelos hacia Londres y uno hacia Francfort para hacerlos partir antes de las 15.00 hora local (0500 GMT), dijo otro portavoz.

Qantas y Virgin Australia cancelaron todos los vuelos desde y hacia Adelaide durante el martes, y ambas aerolíneas detuvieron vuelos desde y hacia Canberra a contar del mediodía.

Virgin dijo que suspendió todos los servicios desde Melbourne a contar de las 16.00 hora local, mientras que Qantas canceló vuelos entre Perth y Melbourne.

El Centro Asesor sobre Cenizas Volcánicas de Australia anunció que la nube de cenizas se había desplazado más de 4.000 kilómetros en 24 horas y que había atravesado la parte sureste del país gracias a fuertes vientos del sur, pero la previsión era que se dispersara el miércoles.

"La ceniza todavía es claramente visible en las imágenes satelitales, y varios pilotos la han visto volando a bajas altitudes", dijo el director del centro asesor, Andrew Tupper.

"La nube de cenizas volcánicas tiene más de dos semanas, y generalmente entre entre 8 y 13 kilómetros de altitud, con el frente a una altitud aproximada de 10 kilómetros", añadió.

BVC