Madrid. El Gobierno de Cataluña ha aprobado solicitar formalmente la apertura de negociaciones con el Estado para celebrar el referéndum sobre la autodeterminación en Cataluña, que en principio el gabinete del presidente autonómico Carles Puigdemont mantiene para finales de septiembre.

La solicitud se concretará en una carta, una comunicación, que el presidente dirigirá al presidente del gobierno del Estado , informó el periódico catalán La Vanguardia.

Puigdemont lo da a conocer justo el día en que el periódico El País publicaba la segunda parte de un borrador secreto de la Ley de Secesión de Cataluña, conocida como ley de la ruptura.

El País reveló que la ley incluye la posibilidad de intervenir los medios demasiado críticos . Lo haría a través de un órgano electoral propio.

Al órgano que controlaría las votaciones lo llamarían Sindicatura Electoral de Cataluña, y tendría un papel clave en caso de que se celebre el referéndum. Se le reservaría el papel de distribuir los espacios de propaganda electoral de la campaña de la consulta.

El borrador hace explícitos los criterios que tendrá: 70% de los espacios entre las formaciones políticas con representación en el Parlamento de acuerdo con los resultados obtenidos en las últimas elecciones en esta Cámara . Precisamente los partidos independentistas son los que obtuvieron los mejores resultados de las elecciones pasadas.