Barcelona. En un discurso de marcado tono historicista, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Joaquim Torra, aseguró que la autonomía sufre un “asedio largo y penoso” por parte del Estado (español) e instó a los catalanes a tomar la calle durante la Diada (día nacional de Cataluña celebrado ayer 11 de septiembre). “No nos paremos”, concluyó en un mensaje televisado el martes por la noche.

Torra hizo un discurso muy combativo y de marcado tono historicista. Volvió a presentar las reivindicaciones del independentismo como democráticas, frente a un Estado que, en su opinión, está cometiendo un “asedio largo y penoso”.

Por su parte, el presidente en funciones de España, Pedro Sánchez, habló desde el Congreso sobre la Diada, asegurando que su Ejecutivo y el PSOE trabajan y seguirán haciéndolo para que “pronto” llegue el día en el que la Diada se convierta en “la fiesta de todos los catalanes y catalanas” y “no sólo de una parte”.

En su cuenta de Twitter, Sánchez dedicó un mensaje: “Bona Diada 2019 a tothom! (Feliz Diada a todos), hoy debería ser un día que una a todos los catalanes y catalanas. Por el camino del diálogo dentro de la Constitución”.

De acuerdo con la policía local unos 600,000 separatistas catalanes se manifestaron en Barcelona. La tensión apunta hacia octubre, cuando los jueces anuncien la resolución del caso de los políticos catalanes que llamaron al referéndum en el 2017.