La Casa Blanca confirmó el jueves que está estudiando la posibilidad de exigir la vacunación contra Covid-19 a los extranjeros en sus planes de reabrir eventualmente los viajes internacionales, pero dijo que no ha tomado ninguna decisión y que las restricciones no se levantarán de inmediato.

El coordinador de la respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, Jeff Zients, confirmó que un grupo de trabajo interinstitucional está elaborando planes para que los extranjeros puedan "tener algún tipo de requisito de vacunación".

Hizo hincapié en que la Casa Blanca no ha tomado ninguna decisión definitiva sobre los requisitos de vacunación y dijo que esa era una vía que se estaba considerando.