Antigua, Guatemala.- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, aseguró hoy que la caravana de migrantes de su país tiene como origen el deprimido mercado del café y el cambio climático, entre otros factores, y pidió a Estados Unidos atender los derechos humanos de estas personas.

Al participar en la XXVI Cumbre Iberoamericana, Hernández no se refirió de manera directa a la pobreza y la delincuencia que argumentan las familias de la caravana hondureña como razones para abandonar Honduras.

Pidió al grupo de líderes iberoamericanos plantear “de manera conjunta un llamado a la paz, la cordura y al respeto y autonomía de los pueblos para que esta movilización atípica e irregular se haga de manera ordenada, pacífica y acatando las leyes de migración de los Estados afectados”.

“También –añadió– hago un llamado a Estados Unidos para que, cuando corresponda mantener el orden público, se haga de conformidad al derecho internacional velando por los derechos humanos de los migrantes”.

En un extenso discurso ante sus colegas y jefes de delegación de los 22 países que integran el bloque de países iberoamericanos, el presidente hondureño abogó por cabildeos o gestiones entre países que derive en una política cafetalera justa.

Afirmó que la crisis de los precios internacionales del café y el impacto del cambio climático, que provoca desastres naturales en Centroamérica, “son algunas de las razones por las que Honduras, históricamente, ha sido un país donde parte de sus ciudadanos buscan opciones en otras latitudes, como muchos en el continente y en el mundo”.

Insistió en culpar a políticos deshonestos de la “manipulación mezquina” que resultó en la caravana de migrantes hondureños, que el 13 de octubre pasado emprendió un viaje en condiciones precarias con destino a Estados Unidos.

“Hay una migración irregular, atípica, que no se había visto antes, creada en algunos casos por el engaño de algunos políticos inescrupulosos”, apuntó.

Dijo que además de los intereses políticos, “el crimen organizado ha sido parte de la tradición de esta triste historia –de la migración irregular–, aprovechándose de la miseria humana".

Hernández dijo que pidió a los países del Triángulo Norte Centroamericano, que integra Honduras junto con El Salvador y Guatemala, y a México se investigue y en su caso “se judicialice a los culpables” de la caravana de migrantes.

Aseveró que además el “crimen transnacional” se ha aprovechado de las necesidades de los hondureños y, con fines de ganancias económicas ilícitas, propicia la migración irregular y pone en riesgo la vida de los hondureños en esta aventura.