Caracas.- Henrique Capriles, el flamante candidato opositor venezolano que se medirá con Hugo Chávez en octubre, se mostró confiado en que podrá superar el reto de conciliar a un país dividido y construir el poder necesario para derrotar al mandatario en ocho meses.

Capriles arrasó el domingo en unas inéditas primarias que duplicaron las expectativas de participación, al superar los 3 millones de votantes, generando en la oposición el optimismo de que ahora tiene la posibilidad real de terminar con los 13 años de gobierno socialista.

Pero Chávez, quien acumula una sorprendente cadena de triunfos electorales desde que llegó al poder en 1999, cuenta con ingentes recursos provenientes de la renta petrolera para financiar sus populares planes sociales que han blindado el elevado apoyo que tiene en la mayoría pobre del país.

El joven gobernador de Miranda empezó a trazar su plan de campaña horas después de celebrar el triunfo y prometió que intentará cerrar las zanjas políticas en la polarizada Venezuela, a la vez que rechazó la masificación de las expropiaciones y algunos pactos petroleros fundados por Chávez.

"No es un tema de ser combativo. A mi no me eligieron para pelear con nadie, a mi me eligieron para solucionar problemas", dijo Capriles el lunes en una rueda de prensa en donde prometió no repetir las maratónicas alocuciones del militar retirado.

Si me invitan a montarme en el ring, me monto. Pero mi objetivo es darle un KO a la corrupción en este país, a la violencia, a la falta de empleo", añadió el político de 39 años.

Evitando la confrontación directa con el mandatario, Capriles intenta ganarse al electorado independiente -alrededor de un tercio del padrón electoral- y a los chavistas moderados, cuyo apoyo le permitiría lograr la victoria el 7 de octubre.

"Chávez puede ganar, pero la oposición está en capacidad de retarlo", sostuvo Luis Vicente León, socio de la consultora Datanálisis, para quien los adversarios del mandatario están "en su mejor momento" para enfrentarlo, pero deben hacerlo de una manera inteligente.

NO REGALARÁ MÁS PETRÓLEO

A lo largo de su campaña, el nieto de inmigrantes polacos que huyeron del nazismo, buscó diferenciarse de Chávez destacando su juventud y energía y se inclinó por el modelo brasileño de crecimiento con apertura de mercado que ha sacado de la pobreza a 30 millones de personas en ocho años.

El abogado, soltero y de familia adinerada defendió la independencia de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y dijo que removerá a su presidente, Rafael Ramírez, que además es el ministro de Energía, y que fomentará alianzas con otras compañías del sector.

"Nosotros no podemos seguir regalando el petróleo", sostuvo al adelantar que parte de su "ajuste" económico será "revisar la calidad del gasto" público en la nación miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y que cuenta con una de las mayores reservas de crudo del mundo.

La oposición critica constantemente que el Gobierno de Chávez ha expropiado empresas de sectores como el de alimentos, telecomunicaciones y construcción y que ha favorecido a otros países, como Cuba, con acuerdos petroleros de suministro de crudo en condiciones preferenciales.

"Las expropiaciones son un fracaso completico. Aquí se perdió el sentido de la expropiación, la expropiación la convirtieron en un instrumento político", sentenció Capriles.

EN EL RUEDO

Miles de opositores celebraron no sólo el triunfo de Capriles sino también la alta participación en las primarias, lo cual le otorga un piso político más sólido dentro de un sector de la sociedad que ha ido ganando espacio en las urnas.

Mientras tanto, Chávez es cuestionado por no haber controlado la alta inflación y la inseguridad, lo que, conjuntamente con las dudas sobre su salud, lo podrían colocar ante la batalla electoral más dura de su carrera.

Según los últimos sondeos de enero, Chávez cuenta con 50% de intención de voto y su popularidad se sitúa por encima de esa cifra, tras ascender durante su convalecencia del cáncer que le fue diagnosticado a mediados del 2011.

El militar retirado, de 57 años, asegura que está en buena condición de salud y ha repetido que cualquier candidato opositor buscará eliminar los avances de su revolución izquierdista y sólo representará los intereses de la burguesía.

El oficialismo trató de sembrar dudas sobre la masiva participación, más de 16% del electorado.

El presidente de la Asamblea Nacional y cercano aliado del mandatario, Diosdado Cabello, dijo que no existen documentos que confirmen la cifra que da la oposición.

"Los números de la oposición no tienen garantía del Consejo Nacional Electoral (CNE) (...) el proceso de las primarias está lleno de dudas e incógnitas", declaró.

Pero horas más tarde, la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, aseguró que "en cada una de las actividades del CNE garantizamos la pulcritud, la transparencia" y en las primarias ese organismo sirvió como rector.

MERCADOS EXPECTANTES

El triunfo de Capriles y los signos de unidad de la oposición fueron bien recibidos por los mercados externos, lo que motivó una ligera alza en la deuda de la nación petrolera.

El bono de referencia venezolano con vencimiento en 2027 reducía su rendimiento el lunes a 1208%, apreciándose 1.48 puntos a un precio de 80.563%, según datos de Thomson Reuters.

El segmento de Venezuela en el índice referencial de JP Morgan para los mercados emergentes se negociaba con un diferencial de 986 unidades sobre los bonos comparables del Tesoro de Estados Unidos, 42 puntos básicos por debajo al índice anotado en la última sesión .

En el pasado reciente, la deuda soberana venezolana se ha movido al alza estimulada por lo que operadores del mercado ven como signos de un cambio de gobierno y tras devenir de un rally a mediados del año pasado sustentado por la agitación que generó la noticia del cáncer de Chávez.

apr