El Jefe de Gabinete de Argentina, Jorge Capitanich, puso en evidencia la mañana del lunes la tensión que rodea al oficialismo por el caso del fiscal Alberto Nisman, cuando rompió frente a las cámaras dos páginas del diario Clarín en busca de desmentir que el fallecido fiscal había pensado en pedir la detención de Cristina en la denuncia que presentó en el marco de la causa por el atentado contra la sede de la AMIA.

Hay que hacer esto, porque esto es falso , afirmó el funcionario mientras rompía una nota aparecida la víspera en el matutino en torno a la muerte del fiscal que acusó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de pactar con Irán la protección de presuntos terroristas.

De manera sorpresiva, Capitanich fue rasgando varias notas del periódico que forma parte del multimedios más poderoso del país y que, después de haber sido aliados, comenzó una fuerte confrontación con el gobierno en el 2008.

Esta mentira sistemática requiere no solo respuesta de mi parte sino del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal número 4 a cargo del juez Ariel Lijo , aclaró el funcionario, quien además mencionó que la denuncia de la página 6 (matutino) fue recibida sin tachadura alguna .

En su habitual conferencia de prensa, Capitanich se remitió a la aclaración que brindó Lijo sobre el tema, al explicar que antes de difundir la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman decidió tachar partes del texto como medida de preservación , tras indicar que se trata de supresión de medidas pruebas y no de ninguna otra petición sustancial sobre los presuntos imputados .

De inmediato, dijo que esa versión fue publicada por el del Centro de Información Judicial (CIJ), sin modificación , además sostuvo por lo tanto hay que hacer esto , mientras rompía ante las cámaras dos hojas del diario que correspondían a la nota de Eduardo Van der Kooy.

(Con información de Notimex)

abr