En la última señal de desorden dentro del equipo legal del presidente Donald Trump, un abogado que la semana pasada anunció su incorporación al equipo que maneja asuntos del presidente en medio de la investigación del fiscal especial, Robert Mueller, sobre la colusión de Rusia en las elecciones del 2016 dijo que ya no estaría dentro del equipo.

Se trata del abogado Joseph diGenova que a menudo ha defendido con vehemencia al presidente en Fox News y ha calificado la investigación de Mueller como una conspiración contra él. Trump estaba contento con sus comentarios en televisión y quería a diGenova en su equipo a pesar de que no lo conocía, de acuerdo con fuentes familiarizadas con las negociaciones.

Pero, en una declaración el vocero del equipo legal de Trump dijo que tanto DiGenova como su esposa, Victoria Toensing, que también es abogada, no trabajarían en la investigación.

“El presidente está decepcionado de que los conflictos impidan a Joe DiGenova y Victoria Toensing unirse al equipo de asesores especiales del presidente”, declaró Jay Sekulow en un comunicado. “Sin embargo, esos conflictos no impiden que ayuden al presidente en otros asuntos legales. El presidente espera trabajar con ellos”.

Trump se reunió personalmente con diGenova el jueves pasado luego de que se anunciara su incorporación. Tres días más tarde, la contratación de diGenova se ha deshecho.

El equipo legal de Trump ahora se ha reducido a dos: Ty Cobb, un abogado de la Casa Blanca que no representa personalmente al presidente y ocasionalmente se queja de él, y Sekulow, un abogado conservador y presentador de radio.

John Dowd, quien fue el principal abogado de Trump en la investigación de sobre la trama rusa, renunció el jueves por la mañana en medio de disputas estratégicas con el presidente, mientras que otro importante abogado, Theodore Olson, se negó a unirse a la defensa de Trump, que esperaba que diGenova sirviera de sustituto de Dowd, pero resultó que él y su esposa tienen un bufete de abogados que representa clientes con intereses que entrarían en conflicto con los del presidente.