Santiago de Chile. Como el comienzo de un largo proceso con cambios a futuro es percibida por la sociedad chilena la serie de conflictos y movilizaciones sociales ocurridas en los últimos días, según revela una reciente encuesta realizada por Ipsos Chile.

La muestra que se realizó sobre 1,003 casos a nivel nacional arrojó que 57% considera que el impacto de las movilizaciones es el comienzo de una etapa de cambios, mientras que 30% cree que es un hito que cambia las prioridades en el país hoy. Sólo 10% estima que los disturbios sociales pasarán pronto y no cambiarán nada.

Ante la pregunta “¿cuál cree usted que es la principal razón de su origen?”, 67% respondió que es porque las personas se cansaron del costo de la vida, las alzas de precios, el nivel de los sueldos, la calidad de la salud, el monto de las pensiones. Mientras que 16% estima que son producto de que la clase política no ha sido capaz de escuchar a la gente y sus demandas.

Alejandra Ojeda, gerenta del área de Estudios Públicos de Ipsos Chile, planteó que “67% de la ciudadanía, independiente del género, la edad, del lugar del país que habita, dice ‘nos cansamos’. Se refieren a sus condiciones de vida actual en materia económica, de salud, de sueldo y pensiones, porque estas condiciones son percibidas como desiguales e injustas. Junto con eso, hay un llamado a generar un nuevo pacto social”.

Respecto de los pasos a seguir tras el estallido del descontento social, la ciudadanía se inclina mayoritariamente por temas bastante estructurales y complementarios: 36% considera que hay que avanzar creando una mesa de diálogo y sentarse a hablar con representantes de la ciudadanía; 31% le dice al gobierno que hay que cambiar el rumbo y retroceder en las propuestas y medidas que han generado descontento, y 22% señala que gobierno y oposición deben trabajar juntos y lograr acuerdos por el bien del país.

¿Piñera tendrá el liderazgo para saber escuchar a la gente?