Montevideo. El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, anunció el día de ayer 2 de julio, que el embajador en España, Francisco Bustillo, será el sucesor de Ernesto Talvi al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Lacalle Pou confirmó la información, que ya había trascendido de forma extraoficial, durante una conferencia de prensa realizada luego de la cumbre virtual del Mercosur en la que Uruguay asumió la presidencia pro tempore del bloque.

Este miércoles Ernesto Talvi renunció al cargo de forma sorpresiva. Lo anunció al finalizar la primera parte de la reunión virtual del Consejo del Mercado Común, en la que participó desde el Palacio Santos junto a la ministra de Economía, Azucena Arbeleche. No estuvo en la sesión de la tarde, que fue liderada por la vicecanciller Carolina Ache, y no estuvo en el encuentro de presidentes, que se realizó el día de ayer 2 de julio.

El ahora excanciller se llamó a silencio y no explicó públicamente por qué dejaba el cargo en medio de la cumbre. Pese a esto, en la reunión de despedida con el gabinete de la Cancillería, ocurrida el miércoles sobre las 14:30 horas, dijo que daba el paso al costado porque entendía que el presidente había avalado que se manejara públicamente el nombre de su sucesor.

El canciller venía analizando renunciar al cargo desde hace un mes, de acuerdo a lo que supo El Observador con fuentes del sector.

El presidente y el canciller tienen una relación de respeto, pero con diferencias que han quedado de manifiesto. Lacalle Pou le vetó el nombre de Sergio Abreu para ser embajador en Argentina, y lo desmintió tras decir que el presidente de Colombia, Iván Duque, había ofrecido utilizar Bogotá como un hub para repatriar a todos los ciudadanos de América del Sur varados por la emergencia sanitaria.

El pasado sábado Talvi insistió que bajo su rol de canciller no calificaría como dictadura al régimen de Nicolás Maduro, algo que Lacalle reiteró que sí lo es.