La canciller interina de Bolivia señaló hoy que alrededor de unos 25 bolivianos se encuentran en la embajada de México en La Paz, pese a que no existe ningún tipo de persecusión contra ellas.

"El asilo político es para los perseguidos políticos, para aquellos que creen que su vida está en peligro (...) El gobierno no está persiguiendo a nadie, si ellos quieren, pueden pasear por la plaza Murillo, salir al aeropuerto y tomar un avión para viajar donde deseen", aseveró Longaric en rueda de prensa.

De los 25 salvoconductos solicitados, cinco fueron para la familia del exministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, para que puedan salir del país. Entre ellos no estaría el exfuncionario, señaló la canciller, de acuerdo con el diario local Página Siete.

De acuerdo con Longaric, no hay más reportes de integrantes de Movimiento Al Socialismo (MAS) -partido de Evo Morales- que se encuentren en otras representaciones diplomáticas del país tramitando su salida.

Evaliz Morales, la hija de Evo Morales y quien también se encontraría en la embajada mexicana en La Paz, retiró la víspera su solicitud de asilo en México, sin que se conocieran los motivos de esa decisión.

Al respecto, Longaric señaló la víspera que Evaliz "renunció al asilo, esa es una decisión muy soberana y muy propia de ella. El gobierno de Bolivia no está ejerciendo persecución sobre ningún político (...) no hay mandamiento de apremio" en su contra.

Tras las acusaciones de fraude en los comicios de octubre pasado, que detonaron violentas manifestaciones a favor y en contra de Morales, el entonces mandatario renunció al cargo el pasado 10 de noviembre y se trasladó a México, donde se encuentra asilado.