Wellington.- Una nube de ceniza de un volcán en erupción en Chile se extendió sobre el océano Atlántico y el Indico, cubriendo partes del sur de Nueva Zelanda y Australia, lo que causó cancelaciones de vuelos.

La aerolínea australiana Qantas Airways QAN.AX dijo que canceló 56 vuelos el domingo, incluyendo todas sus operaciones desde Melbourne, en Australia, y en Auckland, Nueva Zelanda.

"Qantas seguirá monitoreando el movimiento de la nube de cenizas y su impacto en otras operaciones", dijo la compañía.

En tanto, Air New Zealand AIR.NZ informó anteriormente que volaba a altitudes más bajas de lo habitual y por diferentes rutas para evitar las cenizas. La compañía añadió que no anticipaba ninguna cancelación.

El complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle en Chile comenzó a desprender rocas y cenizas la semana pasada, afectando el tráfico aéreo en América del Sur.

Qantas dijo horas antes que había cancelado vuelos hacia la isla de Tasmania y destinos en la Isla Sur de Nueva Zelanda.

"Pensamos que es muy peligroso", dijo la portavoz Emma Kearns a Reuters.

Air New Zealand dijo que sus aeronaves volarán a una altitud de 5,800 metros para permanecer por debajo de la nube de ceniza o tomarán una ruta aérea diferente para evitarla.

El viento llevaba las finas partículas de ceniza, un peligro para aviones y sus motores, hacia el este, entre los 6,000 y los 10,668 metros sobre el sur de Australia y Nueva Zelanda, dijo Steve Sherburn, un vulcanólogo del Instituto de Ciencias Geológicas y Nucleares de Nueva Zelanda.

"Si la erupción continúa, podría afectarnos por un tiempo", afirmó Sherburn.

apr