El tifón Tapah, acompañado de importantes lluvias y ráfagas de viento, podría tocar tierra en el suroeste de Japón y ya obligó este domingo a cancelar centenares de vuelos domésticos.

El ciclón tropical, con vientos que podrían alcanzar hasta 162 kilómetros por hora, debería llegar a la prefectura de Nagasaki el lunes en la madrugada, según la agencia meteorológica japonesa.

Su recorrido previsto pasa por el estrecho de Corea, que separa Japón de la península coreana, y luego debería dirigirse hacia el norte de Japón, donde podría perder fuerza, según la agencia.

El ciclón obligó a anular más de 400 vuelos domésticos, indicó la televisión pública NHK.

"Sean prudentes a causa de los riesgos de vientos violentos, de enormes olas y de desprendimientos de tierra", dijo en un comunicado la Agencia Japonesa de Gestión de Incendios y Catástrofes Naturales.

El tifón ya dejó 21 heridos leves, principalmente en la región Insular de Okinawa (sur).

Hace dos semanas el tifón Faxai pasó por Tokio y provocó la muerte de dos personas, así como decenas de heridos, cortes de electricidad y graves perturbaciones en los transportes.