Los colaboradores de las campañas del presidente Donald Trump y de su rival demócrata en las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos, Joe Biden, han sido recientemente blanco de piratas informáticos extranjeros, dijeron investigadores de Google este jueves.

Los investigadores del gigante de Internet subrayaron las persistentes preocupaciones sobre la seguridad de los datos, en la antesala a las presidenciales del país.

Un tuit del jefe de análisis de amenazas de Google, Shane Huntley, dijo que la compañía advirtió a la campaña de Biden sobre los esfuerzos de "phishing", un tipo de fraude informático, desde China. La campaña de Trump recibió los mismos intentos de ataques desde Irán, añadió.

"Podemos confirmar que nuestro Grupo de Análisis de Amenazas vio recientemente intentos de phishing de un grupo chino dirigido a las cuentas de correo electrónico personal del equipo de la campaña de Joe Biden y de un grupo iraní dirigido a las cuentas de correo electrónico personal de miembros de la campaña de Donald Trump", informó un portavoz de Google en una comunicación enviada a El Economista.

"No encontramos evidencia de que estos intentos hayan sido exitosos. Enviamos a los usuarios seleccionados nuestra advertencia estándar de ataque respaldada por el gobierno y remitimos esta información a las fuerzas del orden público federales. Alentamos al personal de la campaña a usar protección adicional para su trabajo y correos electrónicos personales, y ofrecemos recursos de seguridad como nuestro Programa de Protección Avanzada y llaves de seguridad gratuitas para las campañas que califican", añadió el portavoz.

Los incidentes resaltan los temores sobre la repetición de un devastador robo de datos ocurrido en 2016, que involucró la campaña de Hillary Clinton, y una operación de influencia de gran alcance que, según funcionarios estadounidenses, fue dirigida desde Rusia.

"Esta es una revelación importante de posibles operaciones de influencia cibernéticas, tal como lo vimos en 2016", dijo Graham Brookie, director del Laboratorio de Investigación Forense Digital del Consejo Atlántico, en un tuit.

Brookie dijo que la divulgación "es un recordatorio necesario, especialmente para las campañas".

Huntley abundó en que los incidentes deberían ser un recordatorio para que las campañas tomen precauciones de seguridad, incluida la llamada autentificación de dos factores para verificar a los usuarios.

También destacó que Google está ofreciendo asistencia a las campañas presidenciales y del Congreso de Estados Unidos para luchar contra el pirateo.

Microsoft advirtió el año pasado que al menos una campaña presidencial estaba siendo objetivo de una operación cibernética respaldada por el Estado iraní. Los informes dicen que el esfuerzo se dirigió a un miembro del personal de la campaña de Trump.

Un grupo que Microsoft denominó "Fósforo" intentó identificar cuentas de correo electrónico de objetivos que incluían funcionarios estadounidenses, periodistas que cubrían la política mundial, destacados iraníes que viven afuera del país y una campaña presidencial.

Los equipos de seguridad de Facebook, Google, Microsoft y Twitter se reunieron el año pasado con funcionarios del FBI, de seguridad nacional y de inteligencia para discutir la colaboración sobra las amenazas electorales.

rrg