La cámara de Representantes aprobó el martes una resolución para anular la declaración de emergencia nacional del presidente Donald Trump, con la que pretende conseguir más millones para construir su muro fronterizo en el sur.

La medida avanzó con 245 votos a favor y 182 en contra, y el apoyo de sólo 13 republicanos, la cual se convirtió en una prueba de lealtad del Partido Republicano a Trump.

Los demócratas argumentaron que la afirmación de Trump de una crisis en la frontera era infundada, y que estaba emprendiendo el camino hacia la dictadura al declarar unilateralmente una emergencia para tratar de obtener dinero de los estadounidenses para cumplir una promesa de campaña impopular.

“No le daremos a ningún presidente, demócrata o republicano, un cheque en blanco para destruir la Constitución de los Estados Unidos”, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, antes de la votar la declaración emitida el 15 de febrero.

Luego de que la Cámara de Representantes aprobó la resolución de desaprobación, el Senado tendrá aproximadamente 18 días para iniciar el proceso de votación, una línea de tiempo establecida por la Ley de Emergencias Nacionales.

Los republicanos controlan 53 de los 100 escaños del Senado, y sólo se necesita una mayoría simple, eso significa que van a echar abajo la propuesta demócrata.

Si por el remoto caso llegara a ser aprobada, el presidente Trump podría vetar la propuesta. Pero lo de ayer fue histórico.