Washington. Una ola de calor con elevado grado de humedad ha comenzado a extenderse por los Estados Unidos lo que producirá temperaturas elevadas al menos en 22 estados y el Distrito de Columbia.

Según el Servicio Nacional de Meteorología, es probable que el calor supere los 35 grados centígrados durante los próximos siete días.

En Washington la temperatura podría alcanzar los 37 grados, una cifra no sentida desde el 2016.

El índice de calor, que es una medida de qué tan caliente se siente el cuerpo humano cuando las temperaturas del aire se combinan con la humedad, se prevé que suba en territorios que difícilmente se presenta: desde Chicago a Kansas City y hacia el este, y todo el norte en el sur de Nueva Inglaterra.

Según la oficina de pronósticos del Servicio Meteorológico en Chicago, “se pronostica que el calor será opresivo y peligroso en todas partes, posiblemente con algunas de las condiciones más calurosas desde el 2012”.

El índice de calor en Washington, por ejemplo, se pronostica que alcanzará un máximo de 43 grados el sábado, con temperaturas similares hasta Filadelfia y Nueva York. Chicago podría ver un índice de calor de casi 45 grados el sábado.

Este fenómeno será recordado por su amplio alcance geográfico, que se extiende desde las Llanuras hasta la costa este.

En Nueva York, la temperatura no caerá por debajo de 26 grados centígrados por la noche entre el viernes y el lunes.