Beirut. Una frágil tregua envolvió a Siria ayer, lo que parece dar señales de que el gobierno cumplía su promesa de acatar un cese al fuego apoyado por la ONU, que entró en vigor en la madrugada.

Está tranquilo en todas partes. No hay disparos ni bombardeos en todo Siria , comentó Rami Abdulrahman, el seudónimo utilizado por el Director del Observatorio sirio para los Derechos Humanos con sede en Gran Bretaña, que supervisa los informes diarios de la violencia.

Hubo algunos reportes de violaciones al cese, incluidos un bombardeo contra el suburbio de Zabadani en Damasco, el cual se prolongó por varios minutos después de iniciar el cese a las 6 de la mañana, y un proyectil que cayó en una zona rural montañosa de Hama. Activistas afirmaron que al menos una persona murió en Hama cuando trataba de huir de un puesto de control del gobierno.

Pero no se puede negar que Siria estaba más tranquilo de lo que ha estado durante meses, lo que generó una reservada esperanza de que el plan de paz propuesto en conjunto por la ONU, la Liga Árabe y Kofi Annan, pueda ayudar a poner fin al derramamiento de sangre y dar paso a una solución luego del levantamiento que ha azotado al país por 13 meses.

Annan expuso en un comunicado que se sentía alentado por los informes de que ambas partes estaban observando la tregua.

Siria aparentemente experimenta un raro momento de calma. Ahora, esto debe sostenerte , manifestó.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, presentará próximamente una solicitud al Consejo de Seguridad para el despliegue de una misión de observadores de las Naciones Unidas que supervise el alto el fuego, agregó el comunicado.

Esto nos permitirá actuar con rapidez para poner en marcha un diálogo político serio que se encargue de las preocupaciones y aspiraciones del pueblo sirio , indicó Annan.

Pero mientras los activistas acusen al gobierno de no cumplir con el compromiso de retirar sus tropas de las zonas residenciales y el gobierno acuse a terroristas de ejecutar nuevos ataques, no queda claro cuánto tiempo durará esta tregua.

La agencia de noticias siria SANA anunció que un teniente del Ejército falleció y otros 24 miembros de las fuerzas de seguridad resultaron heridos, cuando detonó una bomba en el autobús donde viajaban dos horas después de que el alto al fuego entrara en vigor.

Algunos ciudadanos se sintieron envalentonados por el cese al fuego para llevar a cabo manifestaciones en contra del gobierno; sin embargo, con tanques, vehículos blindados y tropas aún en las calles en muchas partes del país, los activistas se quejaron de que el gobierno no cumplía plenamente con los términos del plan propuesto por Annan, el cual no sólo pedía el fin de las hostilidades, sino también el retiro de las tropas y tanques de las ciudades para permitir que se realicen demostraciones pacíficas.

La verdadera prueba a este cese al fuego vendrá hoy, cuando el pueblo sirio habitualmente toma las calles para manifestarse y las fuerzas de seguridad típicamente responden al abrir fuego para disiparlos.