Los Angeles.- El gobernador de California tiene previsto firmar una orden para retirar a gran parte de las tropas de la Guardia Nacional de Estados Unidos desplegadas en la frontera con México, en un desafío a la política del presidente Donald Trump.

La oficina del gobernador Gavin Newsom dijo este lunes que éste firmará la orden de retirar estas tropas, que están bajo el mando de su estado, antes de su discurso anual del martes sobre la situación de California.

"La 'emergencia' fronteriza es una crisis fabricada", dice parte del discurso, según extractos enviados a AFP. "Y California no participará de este teatro político".

La oficina de Newsom dijo que la mayoría de los 360 efectivos del estado desplegados en la frontera entre Estados Unidos y México serán reposicionados para hacer frente a "las amenazas reales" de California, como los incendios forestales.

La decisión se produce después de una medida similar tomada el mes pasado por la gobernadora de Nuevo México, Michelle Lujan Grusham, que ordenó retirar de la frontera a la mayor parte de las tropas de la Guardia Nacional correspondientes a su estado.

Trump ordenó desplegar a miles de militares en la frontera sur, entre ellos miembros de la Guardia Nacional que siguen bajo control de las autoridades de cada estado.

Trump asegura que las tropas, que supuestamente son utilizadas en vigilancia y asistencia de los agentes fronterizos, son necesarias para combatir la inmigración ilegal. Los efectivos no pueden hacer arrestos, por ejemplo.

El antecesor de Newsom, Jerry Brown, también demócrata, aprobó en abril del año pasado el despliegue de las tropas de la Guardia Nacional de California, pero prometió que no participarían de ninguna misión para construir el muro que Trump quiere levantar en la frontera con México ni para hacer cumplir las leyes de migración.