Para el primer trimestre del 2020 se prevé la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a México, informó la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Martha Delgado.

"Lo que pasa es que tenemos otras 16 visitas (pendientes) en materia de derechos humanos, en una suerte como de cola de peticiones, y esta visita nos llegó en julio del 2019", declaró la funcionaria a medios de comunicación tras participar en la inauguración del Common Action Forum Mexico City 2019 llevado a cabo en el Museo de Memoria y Tolerancia. 

Puntualizó que las visitas rezagadas no significan necesariamente que no se hayan atendido en la administración pasada, pues algunas sí se tramitaron, otras quedaron pendientes, o son peticiones reiteradas de organizaciones que ya habían venido al país pero desean regresar. 

"La dirección de Derechos Humanos ha hecho una valoración de todas, las ha agendado en un calendario; en Ginebra vamos a analizar las fechas con los organismos a ver si les quedan a ellos y luego vamos a proponerle a la CIDH y vamos a hacer un calendario que compartiremos públicamente", explicó Delgado.

Asimismo, precisó que las visitas pendientes de organismos de derechos humanos se realizarán en los siguientes tres años.

Cuota a la ONU

Respecto al tema de cuota que México paga a las Organización de las Naciones Unidas (ONU), Martha Delgado indicó que este año se adelantará un pago de 20 millones de dólares dada la crisis de liquidez en efectivo del organismo multilateral.

"México siempre paga a finales de año, pero de inmediato el canciller Marcelo Ebrard instruyó para darlos, y al final del año siempre hemos pagado nuestras cuotas a las Naciones Unidas", dijo.

La cuota que debe pagar México a la ONU, este año asciende a 39 millones 594,000 dólares.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha dicho que la organización enfrenta la peor crisis económica en casi una década, y sus reservas podrían agotarse a finales de este mes, por lo que algunas de las consecuencias serían la falta de liquidez para pagar a empleados y proveedores.

abr