La CIA tiene contemplado empezar a operar vuelos armados no tripulados sobre Yemen, incrementando así la cacería de agentes de Al-Qaeda en un país donde los esfuerzos contra el terrorismo han sido desquiciados por el caos político, declararon fuentes oficiales este martes.

El plan de la CIA para desplazar Predators y otros aviones armados teledirigidos a la región refleja la percepción del presidente Obama de que la amenaza de Al-Qaeda en Yemen se ha agravado a tal grado que el patrullaje del país por aviones militares espía ya no es suficiente.

Funcionarios de la Casa Blanca afirman que la agencia de inteligencia operará los vuelos no tripulados, equipados con bombas de alta precisión, en estrecha coordinación con el Comando de Operaciones Especiales Conjuntas.

La CIA tendría mayor flexibilidad para llevar a cabo redadas aéreas en caso de que cambien las condiciones políticas en Yemen y se reduzca o descontinúe la cooperación con EU.

La CIA fue pionera en la utilización de aviones armados no tripulados en Afganistán hace ya más de 10 años y ha efectuado cientos de redadas en años recientes en Pakistán.