La Comisión Europea recomendará que Estonia adopte el euro el 1 de enero del 2011, al juzgar que este país cumple los requisitos económicos necesarios, indicó una fuente cercana al ejecutivo comunitario.

La evaluación de la Comisión es "más que positiva", indicó esta fuente.

La recomendación será sometida posteriormente a los Estados miembros de la Unión Europea y, de aceptarla, Estonia se convertiría en el decimoséptimo país en ingresar en la zona euro y el primero de los países bálticos.

Los últimos países que se adhirieron a la Eurozona fueron Eslovenia en el 2007, Chipre y Malta en el 2008 y Eslovaquia en el 2009.

Para formar parte del club de la moneda única, los países candidatos deben respetar varios criterios como una buena gestión de las finanzas públicas, la inflación y las tasas de interés.

La recomendación positiva de la Comisión coincide con la primera gran crisis de la zona euro, amenazada por un riesgo de contagio de la debacle financiera griega, que el lunes obligó a Europa a adoptar un mecanismo inédito de 750,000 millones de euros para rescatar a los países en apuros.

RDS