Turquía prohibió la entrada de 33,746 personas procedentes de 123 países, bajo la sospecha de intentar unirse a las filas del Estado Islámico (EI) y de otros grupos extremistas en Siria, informó el Ministerio turco del Interior.

Hemos llevado a cabo el intercambio de datos de inteligencia con otros países y hemos prohibido la entrada a Turquía a 33,746 personas de 123 países, sospechosas de querer sumarse a la actividad terrorista en Siria , dijo el ministro del Interior, Efkan Ala.

NOTICIA: ¿Quién combate al EI en Siria e Irak?

Asimismo, 2,783 personas de 89 países fueron detenidas y deportadas a sus respectivas naciones, agregó Ala, citado por la agencia estatal de noticias Anadolu, pero sin precisar desde que fecha.

Poco antes, siete personas fueron detenidas este jueves 17 de diciembre por las fuerzas de seguridad turcas cuando intentaban cruzar la frontera hacia Siria para sumarse a las actividades del EI, reportó el Estado Mayor del Ejército turco.

En un comunicado, el Ejército agregó que cinco de los siete detenidos son ciudadanos extranjeros, sin precisar su nacionalidad.

NOTICIA: Gran Bretaña se une a la guerra contra el ISIS

El reporte del Ministerio del Interior tuvo lugar dos días después de que el secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, urgió a Turquía a redoblar sus esfuerzos para ayudar a destruir al grupo yihadista en Siria e Irak.

Durante su visita a la base aérea de Incirlik en Turquía, en la sureña provincia de Adana, Carter pidió a Ankara controlar mejor su frontera con Siria, en particular un tramo de 98 kilómetros que se cree es usado por el EI para el comercio ilícito y el tráfico de personas.

La base aérea de Incirlik es utilizada por las fuerzas de la coalición internacional, que dirige Estados Unidos, en las operaciones aéreas contra el EI en Siria e Irak, con el permiso de Turquía.

NOTICIA: Abdelhamid Abaaoud, autor intelectual de los atentados de París

El EI surgió en 2003 como una rama de la red Al Qaeda, aunque después se separó y tomó el control de amplias zonas de Siria e Irak, en donde en junio de 2014 estableció un califato que encabeza su líder Abu Bakr al Baghdadi.

rarl