El estudiante musulmán detenido en su escuela secundaria en Texas, por haber llevado un reloj artesanal que fue confundido con una bomba, reclama 15 millones de dólares en indemnizaciones, anunció el lunes su abogado.

Ahmed Mohamed, de 14 años, fue esposado y brevemente detenido en septiembre por haber llevado a la escuela un producto artesanal "inventado" por él: un reloj compuesto de una pantalla y un circuito electrónico fabricado para impresionar a su profesor de tecnologías, y que un estudiante primero, y luego la Policía, confundieron con una bomba.

NOTICIA: Querido Ahmed, por favor sigue creando. Te necesitamos

Alumno de tercer año de la escuela secundaria MacArthur de la ciudad de Irving, cerca de Dallas, Mohamed recibió una inmensa ola de apoyos --incluido el del presidente Barack Obama-- cuando su hermana tuiteó una foto en la que aparecía esposado y con una camiseta con el logo de la NASA.

Sus abogados enviaron una carta al colegio y a la alcaldía de Irving, en la que amenazaban con emprender demandas ante la justicia para reclamar 15 millones de dólares: cinco millones al instituto y 10 millones al municipio.

NOTICIA: Violencia de policías genera cuestionamientos: Obama

Según la carta, el incidente le provocó "un traumatismo psicológico importante".

Los abogados de este hijo de inmigrantes sudaneses argumentaron que el colegio, la Policía y responsables de la municipalidad violaron sus derechos al acusarlo erróneamente y detenerlo.

NOTICIA: La historia habría cambiado si ella fuera blanca

"Ahmed fue claramente objeto de una persecución por su raza, sus orígenes y su religión", escribió Kelly Hollingsworth, uno de sus abogados.

abr