La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, creó un fondo para recibir donaciones de quienes simpatizan con la nueva ley SB 1070, para pagar por la defensa legal de esa norma que ha comenzado a ser demandada en las cortes federales.

Brewer emitió una orden ejecutiva estableciendo un fondo especial de defensa para aceptar donaciones privadas que paguen los costos legales que generará el defender la nueva ley antiinmigrante.

La nueva legislación, que declara como delito estatal el ser inmigrante indocumentado y exige a las policías locales cuestionar el estatus migratorio de las personas sospechosas de estar en el país en forma ilegal, enfrenta hasta ahora cinco demandas en su contra.

El fondo fue establecido luego que el procurador general de Arizona, Terry Goddard, indicó que incluso cuando su oficina combatirá las demandas presentadas en las cortes, la procuraduría estatal no defenderá a la gobernadora.

'Soy el abogado del estado, yo soy el abogado de casi todas las juntas y comisiones estatales (...) pero no soy el abogado de la gobernadora por ley', indicó.

Goddard, quien busca la candidatura del Partido Demócrata a la gubernatura, es visto como el más probable contrincante de la republicana Brewer, en los comicios para elegir gobernador en noviembre próximo.

Brewer contrató esta semana al abogado John Bouma, presidente del bufete Snell & Wilmer, para que la represente en las cortes federales, luego que Goddard declinó hacerlo.

Paul Senseman, vocero de la gobernadora, dijo que desde que la ley SB 1070 fue promulgada, comenzaron a llegar donaciones de personas que desean que Arizona gane la batalla legal en las cortes federales.

El monto hasta ahora es de unos 10 mil dólares procedente de unas 300 personas de más de 40 entidades. 'No existe un donante principal. Aunque algunos han aportado hasta 250 dólares', afirmó Senseman.

/doch