De Ricky Gervais bromeando sobre el tema durante la noche de los Golden Globes el pasado domingo 10 de enero, a Jennifer Lawrence escribiendo un ensayo hace poco, la discusión sobre la brecha de género para quienes aparecen en pantalla está teniendo un momento importante.

Sin embargo, el lento progreso de las mujeres en la industria cinematográfica en papeles fuera de la pantalla también es digno de atención. La última actualización del estudio de más larga duración sobre la mujer en puestos detrás de cámaras fue lanzado el 12 de enero y encontró que el Celluloid Ceiling (o techo de celuloide , como es conocido el informe) todavía sigue inamovible.

Martha Lauzen, directora ejecutiva del Centro para el Estudio de la Mujer en la Televisión y el Cine de la Universidad estatal de San Diego, encontró que, entre las 250 películas más taquilleras, las mujeres llenaron sólo el 19% de los siguientes puestos con decisiones cruciales en la producción de una película: director, escritor, productor ejecutivo, editor y director de fotografía.

NOTICIA: Bullock y Downey Jr., los mejores pagados de Hollywood

Si bien esto es dos puntos porcentuales más que el año pasado, todavía no se puede llamar una buena noticia. Esto se debe a que la cifra, que en realidad es la misma que la observada en el 2001, ha fluctuado hacia arriba y hacia abajo por un par de puntos porcentuales durante casi 20 años. Lo mismo ocurre con el porcentaje de películas dirigidas por una mujer, que es ligeramente más alto este año, pero es exactamente el mismo que el porcentaje de las películas dirigidas por mujeres en 1998.

En realidad, no es una sorpresa para mí porque he estado haciendo esto durante 20 años , dijo Lauzen. El porcentaje de mujeres en estas funciones aumentará un par de puntos porcentuales en un año y disminuirá un par el siguiente. Tendemos a permanecer en un rango bastante estrecho. Pero es una sorpresa que este sea el lugar donde nos encontramos en el 2016, especialmente teniendo en cuenta todo el reciente diálogo público sobre este tema .

En los Golden Globes del domingo 10 de enero, no hubo mujeres nominadas a mejor director y sólo una mujer fue nominada por mejor guión (Emma Donoghue, por la cinta Room).

NOTICIA: Equidad de género, a prueba en elecciones

En los cuatro años anteriores, sólo una mujer fue nominada a mejor guión y sólo dos fueron nominadas a mejor dirección.

Lauzen amplió el estudio de este año para analizar también el número de mujeres que trabajan detrás de escenas en el top 100 y 500 de las películas más taquilleras. Esos resultados dicen mucho.

En los papeles tradicionalmente masculinos directores, productores ejecutivos, directores de fotografía , las mujeres estuvieron representadas en un número mucho mayor cuando el tamaño de la muestra era más grande y se incluían más películas independientes. (Se excluyeron películas en lengua extranjera para obtener un mejor reflejo de los empleos en Es tados Unidos).

Por ejemplo, sólo 3% de las 100 mejores películas tienen cineastas femeninas. Pero entre las principales 500, 10% son mujeres.

NOTICIA: Igualdad de género es buena práctica económica

El patrón no se repite en los roles que han sido tradicionalmente más abiertos a las mujeres, tales como el de editor.

De hecho, durante muchos años, la edición fue pensada como la costura , dijo Lauzen. Se pensaba que las manos pequeñas eran buenas para el corte de celuloide . Mientras que 20% de los editores en las 100 mejores películas son mujeres, la cifra es más o menos similar en muestras más grandes 22% en las 250 mejores y 21% entre las 500 .

Eso sugiere, opina Lauzen, que los roles tradicionalmente más masculinos son más susceptibles a sesgos, en la corriente principal de la industria del cine, que tienden a producir las películas más taquilleras. La gente tiene esta imagen en la cabeza de ‘así es como se ve un director’ , dijo.

Jena McGregor escribe una columna diaria en la sección Leadership de The Washington Post

mfh