La junta directiva de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) suspendió cautelarmente su permiso de importación para la vacuna contra el Covid-19 de Bharat Biotech mientras espera más datos, dijo el martes el organismo.

La medida es el más reciente revés para la distribución de las vacunas en el país, que ha sido frustrada por la investigación de un panel del Senado sobre posible corrupción en el proceso de búsqueda de las inyecciones.

Brasil tiene la segunda mayor cifra de muertes a nivel mundial debido a la pandemia, con más de 550,000 decesos, sólo por detrás de Estados Unidos.

Anvisa dijo en un comunicado que decidió "suspender cautelarmente la autorización excepcional y temporal para la importación y distribución de la vacuna con el Covid-19 Covaxin", después de que la india Bharat Biotech rescindiera la semana pasada un acuerdo con su socia local Precisa para que la representara en Brasil.

Afirmó que el permiso de importación, que fue emitido el 4 de junio, sería suspendido hasta que reciba información adicional sobre la vacuna, incluyendo documentos técnicos y legales relacionados con la inyección.

Bharat Biotech no tenía comentarios inmediatos para realizar.

"La decisión tomó en cuenta además noticias de que documentos ilegítimos podrían haber sido ingresados en el proceso de importación, lo que puede impactar las conclusiones sobre los aspectos de calidad, seguridad y eficacia de la vacuna a ser utilizada por la población", dijo Anvisa en su comunicado.

En base a una indicación de precio de 15 dólares por dosis, el contrato de Bharat para administrar 20 millones de inyecciones al Gobierno brasileño estaría valorado en 300 millones de dólares.

Bharat Biotech rescindió la semana pasada un memorando de entendimiento para vender su vacuna contra el Covid-19 Covaxin a través de una asociación con Precisa en Brasil.