Montevideo. Las declaraciones del ministro de Defensa de Uruguay, José Bayardi, no pasaron desapercibidas en Brasil, y motivaron una protesta formal a la cancillería uruguaya a través del embajador en Montevideo, Antonio José Ferreira Simões, según confirmaron a El Observador fuentes diplomáticas de ambos países.

Este viernes, algunas horas después de enterarse de los dichos de Bayardi, el embajador hizo saber su molestia a las autoridades uruguayas.

En una entrevista con el programa Quién es quién de TNU y Diamante FM, el ministro aseguró que Brasil, al igual que Venezuela en el 2017, podría haber sido excluido del Mercosur. “Si fuera por mí, de repente Brasil tendría que haber sido sacado para afuera por lo que significó la última elección y el desplazamiento de Dilma Rousseff”, señaló.

“Asumo que hay cuestionamientos que se hacen con respecto a la institucionalidad venezolana. Si aplicáramos el mismo patrón para hacer esa lectura, habría que dejar afuera a Brasil por lo que ha significado y lo que sigue trascendiendo de lo que fue la institucionalidad brasilera”, agregó Bayardi.

Prejuicio y desconocimiento

A través de una carta publicada en El Observador, Ferreira Simões sostuvo que recibió las declaraciones con “absoluta perplejidad” y las consideró “livianas y fuera de contexto”.

“Los comentarios del ministro Bayardi sobre la sociedad brasileña están cargados de fuertes prejuicios y demuestran total desconocimiento de la realidad en la que viven 210 millones de brasileños, una sociedad con gran vigor democrático”, señaló el diplomático.

Para Ferreira Simões, los dichos de Bayardi son “incomprensibles” de parte de una “alta autoridad política” de un país vecino, con el cual Brasil mantiene “relaciones de gran amistad y con el que comparte una frontera en la que vive casi 1 millón de personas”.

“Somos más que países amigos, somos pueblos hermanos. Sorprenden aún más por haber sido pronunciadas por el ministro de Defensa Nacional, bajo cuya responsabilidad se encuentra la profunda y ejemplar cooperación militar mantenida por ambos países entre sus tres fuerzas armadas”, agregó en el texto.

El embajador consideró que los dichos del jerarca evidenciaban su “poca información respecto al proceso político brasileño”, y señaló que le “causó espanto y rechazo” la opinión vertida sobre el funcionamiento del Mercosur, mecanismo que “igualmente demostró desconocer”.

Los comentarios del ministro ocurrieron a pocos días de una nueva ronda de reuniones del Grupo de Mercado Común (GMC), que se realizarán miércoles y jueves en Brasilia, lo cual puede complicar las cosas para la diplomacia uruguaya.

Las relaciones entre Brasil y Uruguay no pasan por su mejor momento. Desde hace tiempo existe frialdad en las relaciones entre los presidentes Bolsonaro y Vázquez.