Brasilia. El gobierno de Jair Bolsonaro decidió retirar a Brasil de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en rechazo a las que considera dictaduras en Venezuela y Cuba, que forman parte de la organización regional, informó la prensa local.

El pasado 8 de enero, México asumió la presidencia pro tempore del organismo que integra a 33 países (contando a Brasil), con el compromiso de fortalecer y mantener la unidad  del organismo, así como consolidarlo como el instrumento de cooperación más poderoso de América Latina y el Caribe.

Con dicha medida se suspende la participación del país sudamericano en las distintas instancias de la Celac, tanto las de carácter político como las de naturaleza técnica, e incluye la suspensión de los diálogos que el organismo mantiene con socios fuera de la región.

La decisión fue informada este martes a los miembros de la comunidad.

Cuando la organización surgió, Luiz Inácio Lula da Silva era presidente de Brasil, uno de los principales adversarios políticos de Bolsonaro, pero ahora el escenario latinoamericano actual es muy distinto al de aquel año.

Actualmente son muchos los países de la región que, agrupados en el Grupo de Lima, no reconocen la presidencia de Nicolás Maduro en Venezuela y, en contraparte, apoyan al autoproclamado presidente encargado, el diputado Juan Guaidó.

Además, Bolsonaro también rechaza al gobierno comunista de Cuba e incluso se ha pronunciado a favor del embargo económico que sostiene Estados Unidos desde hace décadas contra la isla.