Londres. Un Brexit “sin acuerdo”, cada vez más probable, podría causar estragos de gran alcance en la economía, la infraestructura y el tejido social de Gran Bretaña, según documentos clasificados del gobierno filtrados a un periódico.

Los precios de los alimentos y de la seguridad social aumentarían, mientras que los suministros médicos podrían enfrentar retrasos severos de entrega debido a que la mayoría de las medicinas británicas pasan por el canal de la Mancha, refirió el Sunday Times, según los documentos filtrados.

Los controles fronterizos también impactarían en la entrega de combustible.

Esos son sólo algunos de los impactos pronosticados por la operación Yellowhammer, que según el periódico con sede en Londres fue compilada este mes por la Oficina del Gabinete de Gran Bretaña.

El recién elegido primer ministro, Boris Johnson, una voz claramente a favor del Brexit, prometió sacar a su país de la Unión Europea, con o sin acuerdo, dentro de sus primeros 100 días en el cargo, y dijo que repetir el referéndum de salida dañaría la confianza en la democracia del país.

Los documentos de la operación Yellowhammer anticipan que las medidas para evitar una frontera dura probablemente “serían insostenibles”.

El memorando advierte que algunas empresas suspenderían el comercio de sus productos para evitar aranceles, mientras que los que lo sigan haciendo transferirán a sus clientes los efectos a través de un incremento de precios.