La embajada rusa en la capital de Siria, Damasco, fue bombardeada dos veces la tarde de este miércoles, informó un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores en Moscú, que consideró los hechos una provocación para desbaratar el proceso de paz en el país.

NOTICIA: Vladimir Putin ordena reforzar seguridad interna y externa

El comunicado precisó que una bomba cayó en un patio interior del complejo y otra, cerca de la misión diplomática. Especialistas en desminado están trabajando en el lugar de los ataques, agregó el texto oficial.

NOTICIA: Putin quiere reforzar la capacidad nuclear de Rusia

erp