Caracas/La Paz.- Venezuela y Bolivia rechazaron el jueves un informe presentado por Estados Unidos en relación a la política de ambos países en su lucha contra el tráfico de drogas durante los últimos 12 meses.

El presidente Joe Biden sostuvo esta semana que Venezuela y Bolivia han incumplido con sus obligaciones antidrogas en virtud de los acuerdos internacionales en la materia y dijo que "han fracasado de forma demostrable".

"Es cuestionable que el país que se disputa la hegemonía financiera mundial, cuyo sistema bancario ejecuta una falsa política de control del lavado de activos provenientes de la producción y tráfico de drogas, intente dar lecciones a la comunidad internacional", dijo la cancillería venezolana.

El gobierno de Maduro es muy crítico de Washington y sostiene que su país ha sido víctima del narcotráfico porque está entre uno de los mayores productores mundiales de cocaína, Colombia, y el principal consumidor, Estados Unidos.

En tanto, el ministro de Gobierno de Bolivia, Eduardo Del Castillo, destacó que el gobierno del presidente izquierdista Luis Arce ha logrado erradicar más de 6,000 hectáreas de plantas de coca, la principal materia prima para producir cocaína, y que ha desarticulado algunas organizaciones criminales.

"Rechazamos este informe porque ha sido elaborado de manera unilateral", agregó Del Castillo a periodistas y señaló que Estados Unidos no había realizado investigaciones en el país como suelen hacer las organizaciones multilaterales enfocadas en la lucha contra el narcotráfico.

"Tenemos una estrategia, tenemos un plan y tenemos un horizonte, una lucha frontal contra el narcotráfico", dijo.