La Paz. Un estudiante de 20 años murió este miércoles por las lesiones sufridas durante violentos choques entre manifestantes opositores y oficialistas en la ciudad de Cochabamba, centro de Bolivia, informó un médico del hospital local.

“Sí ha muerto (...) de un paro cardiorrespiratorio”, declaró escuetamente un médico del Hospital de Cochabamba. Además, una veintena de personas resultaron heridas, según informó la Defensoría del Pueblo.

Con este caso suman tres los fallecidos en las manifestaciones que se desataron en Bolivia tras la polémica reelección del mandatario Evo Morales en los comicios del 20 de octubre.

“Expreso mi profundo pesar por el fallecimiento del joven Limbert Guzmán, víctima inocente de la violencia promovida por grupos políticos que alientan el odio racial entre hermanos bolivianos”, tuiteó Morales.

Carta de renuncia

El líder opositor regional boliviano Luis Fernando Camacho llegó este miércoles a La Paz para entregarle al presidente Evo Morales una carta de renuncia para que la firme, en el mayor desafío al mandatario indígena desde su cuestionada reelección.

“Tengo la esperanza que vamos a lograr el objetivo”, declaró Camacho en un video que subió a su página de Facebook, dos horas después de que su vuelo aterrizara en la noche en el aeropuerto de El Alto, que sirve a La Paz, donde lo recibieron críticos y seguidores.

El opositor salió de la terminal área en un vehículo custodiado por la policía, pero no acudió a la casa de gobierno, donde era esperado por decenas de periodistas, sino que fue a un lugar no revelado, donde aparentemente pasó la noche.

Unas 170 personas han resultado heridas en las protestas.