La Paz.- Bolivia cerró febrero con una inflación negativa de 0.15%, por debajo de la tasa registrada en el primer mes del año (0.23%), según el reporte del estatal Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta manera, la variación acumulada en el primer bimestre de 2019 alcanzó 0.17%, en tanto que la tasa anualizada se ubicó en 0.95 por ciento.

La información oficial da cuenta que la variación negativa de febrero obedeció al decremento de precios de los capítulos de alimentos (-0.40%) y transporte (-0.49%).

En 2018, la inflación en Bolivia fue de 1.5%, una de las más bajas registradas en la última década.

El Presupuesto Nacional prevé para 2019 una inflación de 4.04 por ciento.