Lima. Medio centenar de países que apoyan al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela esperan que el bloqueo anunciado por Estados Unidos contra Caracas permita una pronta salida de Nicolás Maduro.

“Todos los países hemos escuchado las medidas que tomó Estados Unidos (el lunes por la noche). Las han planteado en la reunión y lo que hemos hecho es tomar nota de ellas, porque sabemos que van a tener un impacto real dentro del régimen de Maduro y esperamos que permitan más pronto que tarde la salida de ese régimen”, declaró a la prensa el canciller peruano Néstor Popolizio.

La “Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela”, convocada por el Grupo de Lima, culminó en la tarde del martes tras varias horas de debates entre países que apoyan a Guaidó, pues naciones que reconocen al gobierno de Nicolás Maduro, como México y Uruguay, se marginaron del cónclave, aunque autoridades de ambas naciones han reiterado que sigue vigente el Mecanismo de Montevideo que propusieron, el cual fija una postura neutral para encontrar una salida a la crisis venezolana.

“A último minuto no participaron, habría que preguntarles a ellos (México y Uruguay) por qué desistieron de venir”, refirió Popolizio. Al cierre de esta edición, el gobierno de México no hizo un pronunciamiento oficial.

Aliados de Caracas como Cuba, Rusia, China o Turquía, que habían sido invitados pues podían tender puentes con Maduro, tampoco acudieron, aunque Popolizio destacó que eso “no le restó importancia al encuentro”.

Sanciones

Previamente hubo una reunión en la que el enviado estadounidense, el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, advirtió que quienes hagan negocios con Maduro también pueden ser sancionados por Washington.

Aseguró que el bloqueo “no es contra el pueblo de Venezuela”, en un aparente esfuerzo por impedir una reacción de rechazo, como la que ha enfrentado por su embargo a Cuba.

El bloqueo fue considerado como “terrorismo económico” por el gobierno de Maduro, que lleva adelante un diálogo con delegados de Guaidó en Barbados.