Washington. Estados Unidos expresó el día de ayer 25 de julio, su apoyo a Juan Francisco Sandoval, el ex fiscal anticorrupción de Guatemala que fue destituido de su cargo y huyó del país al temer por su seguridad, luego de intentar investigar al presidente guatemalteco Alejandro Giammattei.

"Apoyamos al pueblo de Guatemala y al fiscal Juan Francisco Sandoval", dijo en Twitter el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, quien recordó que este año había otorgado personalmente al magistrado el título de "campeón anticorrupción" del Departamento de Estado.

"Su destitución socava el Estado de derecho y empodera a las fuerzas de la impunidad. Los guatemaltecos merecen algo mejor", dijo.

Sandoval, quien fuera principal fiscal anticorrupción del país, fue destituido el viernes por la fiscal general, Consuelo Porras, lo que provocó críticas de Estados Unidos y de varias organizaciones.

La fiscal general anunció la remoción de Sandoval, así como a su sustituta, a través de un comunicado de prensa en el cual expone varias motivaciones, entre estas “falta de confianza” y el haber sido víctima de “irrespeto” y “vejámenes”.

El sábado, unos 1,000 manifestantes salieron a las calles de la capital guatemalteca en solidaridad con el magistrado destituido y pidieron la dimisión de Giammattei y de Porras.

Sandoval huyó de su país el mismo día para "resguardar su vida", según la Procuraduría de Derechos Humanos de Guatemala.

“Poco le importaron a la fiscal general los reconocimientos y el apoyo público que Sandoval recibió de la comunidad internacional y de sectores sociales del país. De nada sirvió que la vicepresidenta Kamala Harris aplaudiera la labor del valiente fiscal. Era una jugada cantada –hasta cierto punto–, porque hay fuerzas oscuras que exigían el cierre del círculo perverso”, escribió el analista Gonzalo Marroquín Gody en su columna de El Periódico.