Washington. El candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, acusó al presidente republicano Donald Trump de fallarle a los venezolanos tras el bloqueo en el Senado de una iniciativa para conceder protección temporal en Estados Unidos a quienes debieron abandonar el país sudamericano.

“Los republicanos continúan demostrando que todas sus duras palabras sobre Maduro no son más que palabras vacías. Una y otra vez, cuando se trata de tomar medidas reales, el presidente Trump y sus aliados republicanos le han fallado al pueblo venezolano”, dijo Biden en un comunicado.

El aspirante presidencial se pronunció luego de que el Senado controlado por los republicanos impidiera el miércoles la adopción por vía rápida de la Ley TPS de Venezuela, una iniciativa aprobada el año pasado por la Cámara de Representantes de mayoría demócrata.

“Esta es la cuarta vez que los republicanos del Senado bloquean la legislación para otorgar el Estatus de Protección Temporal (TPS) a unos 200,000 venezolanos elegibles que actualmente residen en Estados Unidos y están en riesgo de deportación”, dijo la oficina del senador demócrata Bob Menendez, impulsor del texto.

El gobierno de Trump, conocido por su dura política migratoria, quiere acabar con el TPS, creado en la década de 1990 para permitir residir legalmente a extranjeros que por desastres naturales o inestabilidad política no puedan regresar de forma segura a su país.

“Estados Unidos debe proteger a quienes ya están en Estados Unidos de ser devueltos al régimen opresivo de Maduro”, afirmó Biden, y prometió que “como presidente” les otorgará “inmediatamente” ese beneficio.

“A diferencia del presidente Trump, estoy comprometido con la restauración de la democracia en Venezuela y con ayudar al pueblo venezolano a reconstruir su país”, aseguró.

Expertos han señalado que con el compromiso del TPS, Biden apunta al electorado hispano en Florida, un estado clave para la victoria en las elecciones del 3 de noviembre.

Condiciona acuerdo con Reino Unido

Joe Biden, advirtió al Reino Unido que debe honrar el acuerdo de paz de 1998 de Irlanda del Norte cuando se retire de la Unión Europea (UE) o no habría un acuerdo comercial independiente con Estados Unidos.

El primer ministro Boris Johnson está proponiendo una nueva legislación que rompería el protocolo de Irlanda del Norte del tratado de divorcio Brexit que busca evitar una frontera aduanera física entre la Irlanda del Norte.

“Cualquier acuerdo comercial entre EU y el Reino Unido debe de depender del respeto del Acuerdo y la prevención del regreso de una frontera firme”.